Sonríe, el resto es cosa nuestra.
  963 936 912 656 673 767

CARILLAS

DESCRIPCIÓN

Las carillas son unas finas láminas de cerámica que se adhieren a la superficie visible de los dientes anteriores.

La principal indicación es mejorar la estética (mejorar la forma, restaurar fracturas, corregir colores intrínsecos anormales de los dientes –tinciones–), aunque también pueden corregir malas posiciones dentarias y por tanto mejorar las posibilidades de higiene y con ello la conservación del aparato estomatognático.

LIMITACIONES

Estas láminas de porcelana no se pueden retirar de los dientes una vez cementadas, y si se hace, deben colocarse otras similares para recuperar el tamaño dentario, reducido con el tallado. Por lo tanto constituyen un tratamiento irreversible.

La porcelana es frágil, por lo que si no se es lo suficientemente cuidadoso y se muerden sin cuidado objetos o alimentos tales como pipas, mariscos, etc. alguna de las carillas puede fracturarse, lo que haría preciso reemplazarla por otra nueva.

INSTRUCCIONES DESPUÉS DE CEMENTAR LAS CARILLAS

Durante los primeros 5 días debe evitar:

  • comidas muy duras, demasiado frías ó excesivamente calientes.
  • bebidas que puedan pigmentar, como refrescos de cola, café, té, etc..
  • exceso de flúor, que las deslustra, o clorhexidina, que las tiñe.

Posteriormente, procure no hacer movimientos de palanca con los dientes que llevan las carillas, porque podrían fracturarse.

REVISIONES E INCIDENCIAS

El plan de revisiones es el siguiente: una visita para comprobación del ajuste .

Posteriormente, se suelen realizar revisiones periódicas semestrales en las que comprobaremos el estado de los frentes laminados y de la boca en general, y se realizará la profilaxis (limpieza de mantenimiento), si, como es habitual, procediera.