Rehabilitación neuro-oclusal

Odontología biológica

Una boca perfectamente equilibrada es la que realiza una buena función masticatoria, con movimientos funcionales y armónicos en ambos lados y en la que el paciente respira correctamente por la nariz sellando los labios.

Si una persona se queja de migrañas crónicas, molestias, dolores, crujidos o ruidos en la articulación temporomandibular, presenta problemas periodontales, bruxismo, desgastes o maloclusiones es porque hace ya muchos años que la está utilizando mal.

Podemos mejorar mucho la sintomatología y evitar que estos problemas se agraven mediante un equilibrado de la oclusión y la función.

En pacientes adultos depende del problema se tratarán con un equilibrado oclusal (mediante aparatología o ajustando la oclusión), recuperación estructura dental perdida y una serie de recomendaciones sobre los hábitos, respiración y masticación.

RNO y maloclusiones en la infancia

Un correcto desarrollo de la oclusión depende de que el niño mastique correctamente hacia ambos lados , tenga una dieta exigente que estimule los dientes, articulaciones y maxilares y respire correctamente.

Desgraciadamente la alimentación actual poco exigente, hábitos perniciosos al dormir, problemas respiratorios condicionan que aparezcan maloclusiones y otros problemas relacionados.

La RNO es la forma de tratar las maloclusiones y la falta de desarrollo (espacio) desde el origen, poniendo a funcionar correctamente el sistema masticatorio. Por eso cuando se detecta que una boca no esta equilibrada hay que tratarla lo antes posible , la función irá guiando su correcto desarrollo.

El tratamiento consiste dependiendo del acaso en un ajuste oclusal sencillo, unos topes en dientes de leche o una aparatología que ayuda al correcto funcionamiento de los maxiliares, cuanto más temprano se detecte el problema más sencillo y eficaz será el tratamiento: “un ajuste oclusal con tres años puede salvar una boca”.

Preguntas frecuentes

Muchos niños comen mal, despacio, sin ganas y ‘hacen bola’. ¿Guarda esto relación con la boca?

Sí, ya que cuando la boca ‘funciona mal’ y no permite una masticación correcta, el niño tiene que hacer un mayor esfuerzo para triturar la comida; lo hace de forma incorrecta, pues exprime el jugo de los alimentos que quedan resecos y forman la típica ‘bola’.

¿Qué consecuencias tiene una mala masticación?

Cuando no se mastica con intensidad y alternando los dos lados desde el nacimiento, el sistema masticatorio se desarrolla de manera inadecuada. Ello afecta a todas las estructuras que integran dicho sistema: huesos, músculos y articulaciones.

¿Es perjudicial respirar por la boca?

Sí, porque el aire que se inhala no es depurado en las fosas nasales y, por tanto, no se limpia de partículas nocivas; de ahí que las personas que respiran por la boca sean más propensas a sufrir afecciones de la garganta, bronquitis, etc. Además, respirar por la nariz es necesario para el desarrollo de las fosas nasales y del paladar, y afecta, por tanto, a la forma de la boca.

¿Por qué los niños han de ser tratados lo antes posible?

Teniendo en cuenta que estos problemas se deben a una alteración que acaece durante el crecimiento, cuanto antes se produzca la recuperación de la función normal de la boca mejor, pues, cuanto más evolucionen estas articulaciones, más serias y difíciles de recuperar serán las lesiones.

¿Por qué tienen algunos niños los dientes ‘mal puestos’ y presentan alteraciones en la forma de la boca?

La forma de la boca es consecuencia del desarrollo y el crecimiento del pequeño, un proceso que, como ocurre en todas las partes del cuerpo, necesita ser estimulado y controlado, en este caso por las funciones que la boca realiza. Si estas funciones no son correctas, el crecimiento tampoco lo es, por lo que se producen anomalías en la forma de la boca.

¿Cuál es entonces la función correcta que debe realizar la boca?

La boca realiza o participa en muchas funciones: fonación o emisión de la voz, deglución, respiración y masticación, entre otras. De ellas, la que aporta un mayor estímulo, al ser también mayor la fuerza que hay que aplicar, es la masticación, que debe hacerse con intensidad y por los dos lados de forma alternativa y equilibrada.

Utilizamos cookies, para evaluar la actividad de la Web y mejorar nuestro servicio. Para obtener más información o cambiar su configuración, pulse aquí
ACEPTAR
Aviso de cookies